EXPERIENCES
Dejar un comentario

Viaje a Los Angeles, Las Vegas y San Francisco

Gran Canyon

MERCED M.R.

¿A quién no le gusta viajar?, ¿conocer nuevas costumbres culturales?, ¿probar una  gastronomía diferente a la nuestra?, ¿cumplir sueños mientras viajas?, ¿conocer gente nueva?…Como decía Ibn Battuta, viajero y explorador de la época de la dinastía Meriní:  “Viajar te deja sin palabras y después te convierte en un narrador de historias”, o Henry Miller, novelista estadounidense, “Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”; o la cita que más me gusta: “Viajar es vivir”, según Hans Christian Andersen, escritor y poeta danés.

Hoy quiero contar uno de los mejores viajes que he hecho hasta ahora con mi pareja. Uno que llevabábamos mucho tiempo queriendo hacer y que veíamos muy lejos ya que es mucho dinero (bueno, también está bastante lejos de distancia). Voy a a contar día por día nuestra experiencia en nuestro gran viaje a Estado Unidos, concretamente en Los Angeles, San Francisco y Las Vegas. Prepárate porque es un viaje bastante cargadito donde hay mucho que ver y poco tiempo.

Lo primero que tengo que decir es que llevábamos una guía hecha por nosotros, no íbamos en plan a la aventura y lo que surja. Soy de esas personas que les gusta tener todo organizado y planeado, y más cuando es un viaje donde cada minuto cuenta. Por eso, antes de que llegara el el viaje, ya teníamos los coches alquilados, el hospedaje, las entradas de cada sitio que queríamos visitar… es decir, ¡todo! Por cierto, no te olvides de algo muy importante: ¡el visado para entrar en EEUU!

Este viaje lo hicimos en agosto (del 10 al 20) y volamos con la compañía Level (la nueva low cost de Iberia). Tuvimos mucha suerte porque conseguimos un vuelo baratísimo ya que el día que se lanzó esta aerolínea sacaron varias ofertas a diversos destinos, y entre ellos, Los Angeles, por lo que el vuelo nos costó 350€ ida y vuelta directo desde Barcelona a L.A. No es el precio habitual, pero siempre es bueno ir mirando con tiempo por si sale algo así.

¡Aviso! ha sido un viaje largo y extenso, así que si eres de los que no les gusta leer, ahora estás a tiempo de abandonar; pero si eres de los que les gustaría coger ideas por si vas a EEUU, te animo a que sigas leyendo, todo lo que pueda ayudarte mucho mejor.

Comencemos…

DÍA 1 – Barcelona- Los Angeles

Después de 13:15h de vuelo, no demasiado cómodo, llegamos a Los Angeles a las 20.00 de la tarde. Hoy no pensábamos hacer mucho ya que el vuelo nos consumió energía en lugar de darnos fuerzas. Antes de salir del aeropuerto tienes que pasar todo el control para que te fichen y quedes registrado en el país. Más de una hora y media allí metidos con mil ganas de coger una buena cama y empezar nuestra aventura con las pilas cargadas. Durante nuestra estancia en Los Angeles optamos por un Airbnb, y la verdad que fue una gran opción. Nos quedamos en casa de Sharri, aunque no la conocimos personalmente, ¡el trato y la comunicación con ella fue genial!

Dormíamos en una pequeña pero acogedora casita de madera que tenía en su jardín trasero (muy americano todo), la ubicación era bastante buena y el barrio tranquilo. Solo estábamos para dormir y ducharnos, pero aún así fue una estancia muy agradable.

DÍA 2- Santa Mónica y Venice Beach

Las 7:00 am, suena la alarma y a ponerse en marcha. Amaneció con un día espectacular. Hacía muy buen tiempo aunque más tarde se nubló un poco. Lo primero que hicimos fue buscar un sitio donde desayunar. Aunque parezca mentira, durante todo el viaje nos costó encontrar cafeterías para desayunar cada mañana, los americanos suelen ir a bares/restaurantes donde desayunan un buen plato combinado con huevos, tortitas, salchicha y beicon, o hamburguesas, o ensaladas, o algo que me impresionó… ¡un buen plato de menudo!

Nosotros optamos por algo un poco más ligero pero igualmente lleno de calorías, donuts. Queríamos aprovechar todo el tiempo posible por lo que comer bien era una de nuestras últimas prioridades.

Cogimos el metro (que no es subterráneo) desde la parada Expo Western hasta la parada de Downtown Santa Mónica. Y desde allí nos dirigimos al conocido parque de atracciones Pacific Park. ¡Una auténtica pasada! Nos impresionó muchísimo a la vez que nos encantó. Paseamos por la playa, recorrimos una de sus calles más conocidas (Pormenade street), y estuvimos en el centro de los vigilantes de la playa. Luego tiramos para Venice Beach. Creo que es uno de los sitios que más me gustó de Los Angeles. Palmeras por todas partes, tiendas raras, playa, gente de todo tipo…Recomendamos pasear por la larga calle comercial de Venice, visitar sus preciosos canales, el famosos Muscle Beach donde los muscilitos estarán encantados de hacerse una foto con vosotros y el Venice Skate Park (sobre todo si eres amante del skate). El día lo acabamos tumbados en la playa mientras se iba el sol.

DÍA 3- Downtown Los Angeles

Hoy teníamos planeado visitar toda la parte del centro de L.A. Tocaba una buena caminata. ¿Qué ver por esta zona? Pues vimos el Ayuntamiento, al famoso edificio de Walt disney Center Hall, recorrimos la Grand Avenue (punto neurálgico de la ciudad), uno de los rascacielos más impresionantes de L.A, el U.S Bank Tower y la Fashion Distric (la parte más glamurosa de la cuidad).

Para comer escogimos un sitio auténtico de Los Angeles, Philippe the Original, un lugar carismático por formar parte del programa de Crónicas Carnívoras. Solo tengo que decir…¡que riquísimo estaba ese bocadillo! ¿Y qué mejor forma de acabar la tarde que con un verdadero partido de beisbol? Así es, habíamos reservado entradas para ver el partido de Dodgers VS Padres en el Dodger Stadium. Aunque no teníamos ni idea de cómo va este juego, fue impresionante ver la cantidad de gente que había, el pedazo de estadio, las ganas con las que se vive el beisbol, el personal vendiendo comida y bebida entre las gradas (como en las pelis) y lo que más me gustó… la Kiss Cam, típica que saca aleatoriamente a las parejas en una gran pantalla para que se den un beso. ¡Me encantó, es tan americano!  Let’s go Dodgers! Let’s go Dodgers! Let’s go Dodgers!

DÍA 4- SAN FRANCISCO

Hoy tocaba madrugar demasiado. Cogimos un vuelo desde L.A. a San Francisco que salía a las 6:30 de la mañana, esto suponía levantarse a las 3 am para prepararse y tirar para el aeropuerto. Ya comenzábamos el día cansados pero llenos de ilusión por visitar la gran ciudad de San Francisco.

Cuando llegas al aeropuerto de SF y no quieres coger un taxi, te recomendamos usar el metro. Primero hay como un tren gratuito desde el aeropuerto hasta la estación de metro, y ya allí eliges la línea que te venga mejor. Nosotros teníamos el hotel cerca de la parada de metro Civic Center. Según la parada a la que vayas te costaba más caro o más barato, la nuestra creo que fue 18$ entre los dos, pero debido a que la máquina no cogía nuestra tarjeta de crédito y que llevábamos un billete de 100$ encima sin cambio, el hombre que se encargaba de aquella zona nos hizo un pase especial para nuestro viaje (totalmente gratis). ¡Nos quedamos alucinados!

Toca hablar de nuestro hotel y la zona… Para nuestras tres noches en SF elegimos el Aida Plaza Hotel. A ver, el hotel estaba limpio, su estética por dentro era super original, muy de película con un estilo de los 70 y el dormitorio bastante bien. Ahora, hay que decir que para aquellos que sean un poco más especiales, es un hotel donde se comparte  el váter y la ducha. Hay dos de cada por cada planta. Esta era la primera vez que iba a un sitio donde se compartía el baño y he de decir que no estuvo mal. Siempre limpio y no tuve que hacer cola para ducharme. Por lo tanto, para un viaje donde apenas pisas el hotel solo para dormir, está bastante bien y sobre todo, es muy económico.

Una cosa que veo muy graciosa es que el desayuno estaba incluido en el precio. Yo pensaba que me iba a encontrar un salón y un buffet con todo tipo de comida entre ellas, bacon, revuelto, tortitas…pero no, el desayuno era en el mismo hall, una caja con más de 100 donuts diferentes, agua caliente para quien quisiera té y un intento de café (con leche en polvo). Sí, ese era el desayuno de cada mañana del hotel. Lo hicimos el primer día y el resto fuera, sino íbamos a salir de allí redondos.

Lo único que no supimos a la hora de coger ese hotel es que no estaba en la mejor zona de SF, por el contrario estaba en una de las “peores”. Era la zona con más personas sin techo de la ciudad. Nunca había visto tanta pobreza y tanta gente viviendo en la calle hasta que llegué a SF. Aun así, hay que decir que aparentemente, parecían inofensivos.

Bueno, ahora sí, una vez instalados fuimos a visitar la ciudad. Lo primero de todo, el increíble Golden Gate Bridge. ¡No puede ser más impresionante! He de decir que, aunque ya nos avisaron, en SF hace frío. No íbamos tan preparados en cuanto a ropa ya que era agosto y pensábamos que el frío en este tiempo no sería tanto…Nos equivocamos. Un frío, un viento, una niebla…pero a medida que iba pasando el día se despejó, aunque ya pasadas las 19h, el frío volvió y la niebla empezaba a calar los huesos. Aunque tengo entendido que siempre no es así, y que cuando hace bueno, SF se ve preciosa. En nuestro caso, los dos  días que visitamos la ciudad nos hizo frío y niebla, pero aún así no dejaba de ser espectacular.

Además del puente, visitamos algunas zonas más reconocidas de la ciudad como: Alamo Square Park, Castro StreetWomen’s Building  y las Painted Ladies. Para moverte en SF es un poco caos ya que hay metro, tren, bus y su famoso Cable car. Nosotros optamos por bus y en alguna ocasión Uber.

DÍA 5- san francisco

Para el segundo día en San Francisco decidimos visitar toda la parte de la costa, ya que habíamos reservado un tour a Alcatraz Island. La espectacular y escalofriante cárcel en medio de una isla a pocos metros de la ciudad donde se encontraron algunos de los mafiosos más famosos de la historia  como Al CaponeCarlo GambinoFrank CostelloCharlie “Lucky” LucianoJohn Gotti. Una cárcel llena de historia que merece realmente la pena visitar. En el precio se incluye el ferry a la isla y la audioguía en el idioma que quieras. El precio del tour nos costó 45,25$ por persona y la visita a la cárcel duró unas dos horas. Para coger el ferry nos tuvimos que ir a Fisherman’s Wharf, uno de los muelles más conocidos de SF.

Otra de las cosas que visitamos este día fue  Pier 39, el popular centro comercial y atractivo turístico construido en un muelle. Un lugar para comprar recuerdos de la ciudad, con una gran variedad de restaurantes y donde se encuentran instalados los leones marinos de San Francisco. Un atractivo turístico que merece ser visitado.

En Pier 39 comimos en el restaurante Bubba Gump, inspirado en la película Forrest Gump. [Bubba Gump se llama así por uno de los personajes de la película, “Bubba”. En la película, Bubba le propone a Forrest Gump crear una empresa relacionada con las gambas. Tras la muerte de Bubba en la guerra de Vietnam, Forrest intentará realizar el sueño de su amigo.] Comimos muy bien y con vistas a la cárcel.

Después del muelle nos fuimos a visitar algunas zonas también reconocidas de la ciudad como el barrio de Russian Hill donde se encuentra la famosa calle que sale en las pelis: Lombard Street. Recorrimos todo el barrio de Chinatown, Dragon’s Gate, el Distrito financiero  Union Square.

DÍA 6- YOSEMITE NATIONAL PARK

Un día más toca madrugar y esta vez para visitar el famoso Yosemite National Park, uno de los más impresionantes de California. Para verlo alquilamos un coche en la compañía Hertz. ¡Atención! Desde SF al parque en coche se tarda unas cuatro horas y con curvas, por lo que mejor salir con tiempo y poder disfrutar más el día.

Hay varios tours en los que te hacen un completo recorrido del parque, aunque suelen ser bastante caros. En nuestro caso, lo quisimos hacer por nuestra cuenta y pararnos para hacer fotos todas las veces que quisiéramos.  Para visitar Yosemite, necesitas el coche, y tienes que pagar para entrar según el tipo de vehículo que sea. Nosotros pagamos 35$ por un coche turismo.

¿Cómo funciona el recorrido? El parque es enorme. Existen varias paradas o miradores (point views) en los que puedes pararte para hacer fotos, para comer o simplemente descansar y disfrutar de la naturaleza. Hay algunas partes con senderos para aquellos que quisieran recorrerlo andando. ¿Qué puntos son los más famosos de Yosemite National Park? No puedes perderte el Bridaveil Fall (una de las cascadas más grande del parque), la playa Sentinel BeachYosemite Falls (una cascada de 739 metros), el Half Dome y El Capitan, la gran montaña rocosa icono del parque nacional (de 910 metros de altura). Además de estos puntos existen otros que te vas encontrando en el camino donde aparcas el coche y puedes admirar tranquilamente.

Lo más significativo del parque se puede ver en un solo día, como lo hicimos nosotros, solo hay que tener presente que es una paliza de coche (4 horas ida y otras 4 vuelta a SF) y hay que aprovechar cada minuto que estás en Yosemite. Sin embargo, y en base a nuestra experiencia, recomendamos hacer noche en algún pueblo cercano al parque o en sus propias parcelas para hacer camping y visitarlo en varios días y más tranquilos.

Curiosidad: de camino del vuelta pasamos por un pueblo que se llama Merced, justamente como me llamo yo. Es gratificante encontrar un pueblo en plena California con tu nombre que no es muy común.

DÍA 7- las vegas

Para nuestro séptimo día en EE.UU. nos cambiamos de estado y nos dirigimos para Las Vegas. ¿Qué hicimos? Otra vez muy temprano nos dirigimos al aeropuerto donde cogíamos un vuelo a Los Angeles. En esta ocasión decidimos coger un Uber, ya que queríamos llegar antes al aeropuerto y en el metro tardaríamos más. Una vez en L.A. nos dirigimos a la compañía Alamo donde nos esperaba un super Mustang descapotable que nos acompañará en nuestros tres días en Las Vegas. A pesar de ser un Mustang, no nos costó tan caro (unos 180$ para tres días, sin sumar la gasolina ni el GPS- muy recomendable-).  Y ya que estábamos allí, ¿por qué no invertir en él?

Aunque nos hubiera gustado coger uno típico rojo, nos tocó uno de color blanco, igualmente impresionante. Llevarlo fue muy cómodo. ¡Teníamos aire acondicionado hasta en el culete!¡Atención! los coches de EE.UU. son automáticos, así que recomendamos practicar un poco antes de salir a la carretera, pero una vez que le coges el truco, es pan comido. Una vez con el Mustang en nuestras manos cogimos rumbo a Las Vegas. De L.A. a Las Vegas se suele tardar en coche unas 4 horas, pero nosotros lo hicimos en un poco más ya que quisimos pasar y parar por un trozo de la famosa Route 66, empezando por Victorville y saliendo a la autopista de nuevo por Barstow, unos 20 minutos sin parar.

Durante la Route 66 os recomendamos hacer una parada en Elmer’s Bottle Tree Ranch, es gratuito y totalmente diferente a cualquier cosa que hemos visto. Es un peculiar lugar lleno de botellas de todo tipo colocadas en forma de bosque. Merece por lo menos unos minutos y dejar una propina por el esfuerzo de su propietario.

Seguimos el camino y antes de salir de la Route, paramos para comer en un sitio típico estadounidense: Route 66 Pizza Palace, donde nos comimos una deliciosa pizza y alitas de pollo. La comida deliciosa y el lugar auténtico con una decoración muy original. Y finalmente, llegamos a la fabulosa Las Vegas. Si ya hemos dicho que pasamos frío en SF, en Las Vegas fue el infierno… a 39º a las 10 de la noche, así que ya os podéis imaginar el calor durante el día.

Para Las Vegas optamos por otro Airbnb. Esta vez era una urbanización con pequeños apartamentos tranquilos y con mucho aparcamiento. Tony fue quien nos alquiló el apartamento, igual que nos pasó en L.A., no llegamos a encontrarnos personalmente con él, pero nos dio todas indicaciones de cómo hacer la entrada y la salida de su vivienda. La comunicación con el propietario fue muy bien y el apartamento grande y en buenas condiciones, aunque con un inmobiliario bastante antiguo y un poco sucio. Una vez instalados decidimos recuperar fuerzas y visitar Las Vegas de noche.

Como teníamos el Mustang, decidimos visitar la ciudad en coche ya que nos comentaron que en mucho de los hoteles de Las Vegas el aparcamiento es gratuito, por lo que nos vino genial. Esta noche visitamos el hotel The Venetian. ¡Impresionante es poco! La autentica Venecia en un solo hotel, con un canal y góndolas en su interior. Como estábamos cansados y mañana tocaba madrugar otra vez, cenamos algo rápido en Panda Express y nos fuimos a la casa a descansar.

DÍA 8- gran canyon

Hoy toca coger carretera de nuevo, pero esta vez para visitar una parte del Gran Canyon, la de la zona de Page. Nos levantamos temprano, preparamos el Mustang y cogimos la carretera. Desde Las Vegas hasta la zona del Gran Canyon que visitamos se suele tardar unas 4:30 horas ida y otras 4:30 horas vuelta, una auténtica paliza para un solo día, ¡pero lo hicimos!

¡Cuidado con varias cosas! Primero, como se pasa por varios estados, hay zonas en el camino que tienen un hora diferente a la de Las Vegas, por lo que no os fijéis en eso. Y dos, cuidado con vuestro GPS, porque el que alquilamos no reconocía parte del camino que te indica en el Google map, tardando así el doble de tiempo. Por ello, recomendamos recorrer pueblo por pueblo hasta llegar a Page donde se encuentra el Antelope Canyon. [Ruta a seguir: ir hasta St. George, Colorado City, Fredonia, Kanab y de allí hasta Page, donde encontraréis el Lower Antelope Canyon a 5 minutos por la carretera 98 dirección este].

En la zona de Page, además de admirar el Gran Canyon, íbamos para visitar el Lower Antelope Canyon y el impresionante Horseshoe Bend. Puedes visitar el Upper Antelope o el Lower Antelope o los dos (nosotros nos decantamos por el segundo). Entra en cada web y decide  cuál te gustaría hacer. El Lower es una grieta dentro del Gran Canyon y el tour dura 1hora y nos costó 25$ por persona. ¡Es de lo más impresionante que hemos visitado! Te aconsejamos reservar el tour meses antes, ya que se llena demasiado rápido. En nuestro caso, tuvimos problemas para llegar a tiempo a causa del error del GPS y perdimos el tour que habíamos reservado, pero tuvimos suerte y nos metieron en el siguiente turno.

Después del Antelope, nos dirigimos al Horseshoe Bend (la herradura), cogiendo la misma carretera 98 pero en dirección al oeste, y luego a la izquierda al cruzar con la 89. Hay que andar un poco por el desierto, por lo que os aconsejamos llevar gorro, gafas y mucha agua para estar hidratados, porque la calor que pasamos fue inhumana. Este lugar es simplemente impresionante, tiene que estar entre las cosas que tienes que ver si vas al Gran Canyon. Una vez visto las dos cosas que queríamos, pusimos rumbo a Las Vegas.

Consejo: El Gran Canyon es enorme, y no pudimos verlo entero en solo un día, por eso recomendamos hacer noche en alguna zona cerca y visitarlo en dos o tres días, sobre todo la parte de North Rim y la zona de Page (la que hicimos nosotros).

DÍA 9- las vegas

Después de la paliza del día anterior, aprovechamos la mañana para descansar y recuperar fuerzas, ya que hoy tocaba visitar todos los hoteles más famosos de Las Vegas: MGM Grand Las Vegas, Paris Las Vegas, Bellagio, Caesars Palace, Luxor Hotel, Excalibur Hotel and Casino, Flamingo Hotel New York-New York Hotel & Casino. ¡A cuál más impresionante!

Mucha calor y mucho andar, así fue el día. Además de los hoteles no pudo faltar visitar y hacerse una foto en el conocido cartel de Welcome to Fabulous Las Vegas. Dato: casi siempre hay gente haciendo cola para hacerse la foto e incluso hay un hombre que, con una propina, te hace la foto encantado. Nosotros decidimos pasar de la cola y pedir a otros turistas hacernos fotos a cambio de hacerles fotos a ellos. Por cierto, para aquellos amantes del chocolate, os recomendamos visitar la super tienda de 4 platas de m&m’s.

Por la noche, además de recorrer la famosa Las Vegas Boulevar St, donde se encuentran todos los hoteles iluminados, os aconsejamos ir a la parte más pura y donde nació realmente Las Vegas como la conocemos, la conocida Fremont Street, una de las calle más famosas en el Downtown de la ciudad.

Fremont Street Experience es uno de los espectáculos más importantes de Las Vegas. Combina luces, sonido, conciertos y otras actuaciones. Aquí te encontrarás la pantalla más grande del mundo. Realmente merece la pena visitar, es un auténtico espectáculo. En esta calle encontrarás un restaurante muy peculiar donde, si te atreves, te animamos a entrar (nosotros no lo hicimos). Se llama Heart attack grill. Un restaurante de hamburguesas americanas enfocado a un hospital donde las camareras hacen de “enfermeras” escasas de ropa. Cada paciente recibe un camisón de hospital antes de comer y aquellos que no terminan sus alimentos reciben una paleta en el culo por parte de una de las “enfermeras”. Así, tal cual. Las hamburguesas eran enormes, con eso lo digo todo.

DÍA 10- hollywood y beverly hills

Nuestro viaje ya iba llegando a su fin, pero aún quedaban algunas cosas pendiente que queríamos ver. Desde Las Vegas nos dirigimos a Los Angeles para devolver nuestros apreciado Mustang y coger otro coche (algo más normal) para pasar nuestros dos últimos días en California.

Como solo nos quedábamos una noche en L.A., optamos por un hostal donde compartíamos la habitación con otras 11 camas y un baño para todos, se llamaba PodShare Los Feliz. Una experiencia bastante buena y sin problema alguno. Además, estábamos tan cansado que nos daba “igual” escuchar los ronquidos de cada uno de nuestros desconocidos compañeros de habitación.

Después de dejar nuestras maletas en el hostal, nos dirigimos al famoso Hollywood Walk of Fame. Una larga calle llena de estrellas con los nombres de grandes artistas (actores, cantantes, presidentes…). Si lo que quieres es encontrar un famoso en concreto, solo tienes que andar, andar y andar y no quitar ojo del suelo, alomejor lo encuentras, ¡aunque no es fácil!

Para comer os tenemos que recomendar una franquicia que tiene mucho éxito en EE.UU., se llama In-N-Out Burger, donde comimos las mejores hamburguesas de todo nuestro viaje. Si vais, este sitio es perfecto para comerte una autentica hamburguesa americana.

No olvides entrar en el Dolby Theatre, lugar donde se celebra la conocida gala de los Oscars. Además, desde una de sus plantas podrás apreciar (de lejos) el famosos cartel de Hollywood. Al tener el coche, decidimos ver el cartel un poco más de cerca, y por ello nos dirigimos a un parque cercano al cartel (Lake Hollywood Park, donde se puede aparcar fácilmente). Se necesitaría un poco más de tiempo para intentar buscar un camino y verlo aún mucho más cerca, peor no lo teníamos.

Desde el cartel pusimos rumbo al barrio de Beverly Hills. Ya se nos hizo tarde así que recorrimos las calles más famosas y lujosas de este barrio de noche. Nos faltó tiempo para ver Beverly Hills  más tranquilos y disfrutarlo mucho más.

DÍA 11- universal studios hollywood

Y llegó el último día en California. Teníamos el vuelo de vuelta a Barcelona a las 21:40h y quisimos aprovechar  todo el día antes de irnos en el Universal Studios Hollywood. Teníamos muchas ganas de conocer el parque. Aunque como todo, se necesita aunque sean dos días para poder disfrutar de cada una de sus atracciones ya que en muchas ocaciones tenías que esperar más de una hora para poder montarte. En nuestro caso, lo primero que hicimos fue el tour en un trenecito por diferentes platós/escenarios de cine donde se han rodado muchas películas. Fue impresionante porque vives la simulación de cómo se hunde una estación de metro, una persecución de coches y disparos, y hasta la inundación de un pueblo. El tour fue lo que más nos gustó.

Después, nos dirigimos a la atracción de Jurassic Park, la verdad que pensábamos que iba a ser mucho más de lo que fue, aun así mereció la pena esperar esos 45 minutos. Los amantes de Harry Potter también tienen su espacio. El enorme castillo de Hogwarts ambientado en la película y perfectamente caracterizado en el que se encuentran dos atracciones. Otras de las zonas de parque está enfocada a la gran ciudad  de los Simpson, Springfield. Allí encontrarás el Bar de Moe,  la hamburguesería Krusty Burger y la comisaría de policía. Aquí podrás montarte en The Simpsons Ride, una montaña rusa en 3D que compartirás junto con esta familia amarilla tan divertida. Y muchas más atracciones: The Walkinf Dead, Los Minions, La Momia…

Además, hay varios shows en vivo que te muestran cómo hacen algunos efectos especiales en las películas. Fuimos a dos y merecieron la pena. Como anécdota, en el último espectáculo que estuvimos, nos cogieron como voluntarios para formar parte del show. ¡Fue toda una experiencia!

El parque nos costó 120$ por persona, bastante caro para un solo día, pero ya que estábamos allí decidimos disfrutarlo al máximo. Nos faltó más tiempo en el parque, pero tuvimos que irnos temprano para dejar el coche en el aeropuerto y prepararnos para coger el vuelo a Barcelona.

Y hasta aquí el mejor viaje que hemos hecho hasta ahora. Espero que os hayamos ayudado en algo por si tenéis pensado ir a EE.UU.

Consejos/información adicional:

  • En base a nuestra experiencia, aconsejamos alquilar coche. No cuesta tan caro y es mucho mejor para visitar los sitios que quieres ya que las distancias en EE.UU. son muy largas. Al final ahorras en tiempo e incluso en dinero.
  • Si no tienes coche, la mejor opción es usar Uber. En USA el Uber ya está igual de integrado que el taxi. Son baratos y funcionan muy bien.
  • Para un viaje como este donde tienes que estar desplazándote de un lado para otro, lo mejor es llevarte una maleta de mano con todo lo que necesitas. No factures, te gastarás dinero y tiempo que realmente necesitas.
  • Por razones que desconocemos, en muchas ocaciones las tarjetas de crédito y débito españolas no funciona en EE.UU.  A veces usamos las de débito, pero es mejor llevar encima cash, eso nunca falla.  Con el tema de las tarjetas de crédito, nos encontramos problemas en las gasolineras. Mejor buscar estaciones de gasolineras donde haya personal en el mostrador por si te da fallo la tarjeta tengas con quien hablar y reclamar.
  • Los americanos son super amables. Como te vean con un mapa ya se acercan a ti para ayudarte. ¡Les encanta España! No hubo ninguno que nos hubiera preguntado de dónde éramos y que hubiera dicho algo bonito al escuchar Spain.
  • Acuérdate que los precios que veas son sin tasas. Es decir, el precio que marca no es el definitivo, luego le tienes que añadir las tasas.
  • Algo muy típico en EE.UU. son las propinas, las conocidas tips. En los restaurantes sobre todo te piden que dejes algo para el camarero, y aunque en España no estamos tan acostumbrados, allí es casi obligatorio.

¡Esperamos haberos ayudado y buen viaje a USA!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s